Las averías provocadas por los neumáticos crecen un 24% durante el verano

Las averías provocadas por los neumáticos crecen un 24% durante el verano

El RACE (Real Automóvil Club de España) realizó un total de 162.000 expedientes técnicos de ayuda al automovilista durante el verano 2017, una cifra que supone un 12,5% más respecto al mismo periodo de 2016. Entre los elementos averiados, el que más creció fueron los neumáticos, con un 24% más que el año anterior.

El RACE anticipaba antes del verano que, durante el periodo estival, se produciría un aumento de las averías en carretera. Los datos finales muestran que este incremento se ha situado en el 12,5%, destacando el aumento que se produjo en el mes de julio, con más de un 13% de incremento de las asistencias.

En casi la mitad de los 162.000 casos en los que se produjo una avería, el servicio de asistencia del RACE pudo resolver el percance en el mismo lugar del incidente, un porcentaje que llegó al 95,2% en el caso de los problemas con la batería, primera causa de fallo mecánico.

Por tipo de avería, las baterías se sitúan a la cabeza de los fallos mecánicos que sufren los conductores, con más de 34.700 casos en julio y agosto, y que sufren un aumento del 9,5% respecto al mismo periodo de 2017. En segunda posición se encuentran los problemas con los neumáticos (pinchazos, reventones, desperfectos en la rueda., robo…) con más de 18.000 casos, y lo que es más preocupante: un aumento de más del 24%. En tercer puesto encontramos los problemas de motor, de muy difícil reparación en el lugar del problema, y que superan los 10.500 expedientes. En cuarto lugar, la asistencia del RACE ayudó a 8.400 conductores que sufrieron un accidente de tráfico y que requirió la presencia de un servicio de asistencia, una situación que aumentó un 11,4% respecto a 2016. En el quinto lugar de este ranking, las averías con la bomba o los inyectores de los motores Diesel, que también sufre una variación al alza del 11%.

En el informe obtenido tras evaluar el alto volumen de llamadas y asistencias realizadas en momentos concretos del verano, y tras estudiar en profundidad los elementos que provocaron la avería, se observa que la ola de calor del mes de julio provocó un aumento del número de fallos mecánicos. Este aumento de las temperaturas, unido al esfuerzo al que se somete al motor en los largos desplazamientos, y un mayor volumen de carga, provocaron que durante el mes de julio se produjeran más de 82.000 expedientes de asistencia por desfallecimiento mecánico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*